Siembra e implantación de Digitaria eriantha

Digitaria eriantha Steudel subesp. eriantha es un componente del pastizal natural de Africa oriental y austral. Su domesticación comienza en Sudáfrica en 1924. La primera microparcela en la EEA San Luis data de 1983 y su difusión fue a partir de 1991. En la actualidad existen aproximadamente 100 mil ha sembradas. Se trata de una especie perenne estival, que vegeta desde mediados de septiembre hasta las primeras heladas y florece a partir de mediados de diciembre. En el presente artículo se detallan los aspectos más relevantes de su manejo para el logro de un establecimiento y producción de forraje óptimos.

 

¿Qué semilla usar?

Tanto la semilla de Digitaria como cualquier otra semilla destinada a la siembra debe estar libre de semillas de malezas y tener buen valor de germinación. Normalmente la siembra de Digitaria se realiza con una semilla tratada industrialmente con un adhesivo más carbonato de calcio y un colorante. Este procedimiento se le llama pelleteado y su función es que la semilla de difícil distribución mecánica quede acondicionada para ser distribuida con la maquinaria convencional del productor. Una semilla de Digitaria pelleteada es de buena calidad comercial cuando tiene 400 semillas vivas por gramo de material seminal o pelleteado.

 

¿En qué época sembrar?

Tanto los ensayos de parcelas como las siembras realizadas en distintos establecimientos indican que se puede sembrar a partir de julio hasta fines de septiembre. La mayoría de los lotes sembrados en estos meses han sido muy exitosos. Las siembras realizadas en octubre, noviembre y diciembre han resultado más erráticas, con alta probabilidad de lograr cultivos con muy baja densidad de planta de Digitaria y con un alto nivel de malezas. Por otra parte, el momento de siembra dependerá de la superficie a sembrar y la capacidad de trabajo de la maquinaria disponible.

 

¿En qué condiciones germina?

En condiciones óptimas de humedad la semilla de Digitaria eriantha germina lentamente a los 14∞C, a esa temperatura la emisión de raíz y hojas tarda aproximadamente unos 10 días. La velocidad máxima de germinación se produce cuando la temperatura oscila entre 30 y 35∞C y el proceso se lleva a cabo en 24 a 48 horas. La siembras tempranas, son más recomendables (antes de septiembre). Aunque la semilla germina lentamente, le da, la posibilidad de hacerlo con un bajo nivel de precipitación y baja competencia de malezas.

 

¿A qué profundidad sembrar?

Hemos realizado ensayos a distintas profundidades de cero hasta tres centímetros de profundidad, los mejores resultados de implantación siempre han sido los de cero centímetro y compactados superficialmente con ruedas macizas o mínima labranza sunchados.

 

¿De qué forma, con qué densidad y a qué distancia sembrar?

De acuerdo al standard de calidad descripto anteriormente (400 semillas vivas por gramo de material pelleteado), se sugiere siembra en líneas a razón de 3 kg/ha, depositando la semilla sobre la superficie del suelo de manera que se pueda observar a simple vista y compactada. Conforme a esta sugerencia se siembran 0,3 g/m2, equivalente a 120 semillas vivas pelleteadas por metro cuadrado con una sobrevivencia promedio de 4 a 6 plantas adultas productivas por metro cuadrado. Esta cantidad disminuye aún más cuando la profundidad de siembra supera el centímetro y las condiciones de competencia de malezas se produce en los estados iniciales de emergencia de Digitaria. Por otra parte, no es aconsejable disminuir de 3 kg/ha, ya que los riesgos de obtención del número de plantas necesario se vería incrementado y por otro lado disminuimos las proporciones de obtener las mejores plantas, (a posteriori de actuar la presión de selección ambiental eliminando los ejemplares más débiles y de menor adaptación al ambiente).

La distancia de siembra entre líneas utilizada con mayor frecuencia es de 40 cm. No obstante, hay cultivos logrados a 70 y 90 cm.

 

¿Con qué tipo de maquinaría sembrar?

En primer lugar está el uso de rastrón profundo y/o superficial. Es la herramienta más utilizada en la región. Según la profundidad de trabajo y la historia previa del lote cambia la dinámica de la composición florística. Para la siembra se requiere buena compactación sobre la semilla depositada superficialmente para restablecer la continuidad evitando cámaras de aire que interrumpan el acceso de agua a la semilla. Con rastrón profundo en lotes sin agricultura previa se obtienen cultivos de Digitaria libre de competencia de otras especies, más aún, si la siembra se realiza a partir de julio. Por otra parte, si se realiza rastrón superficial se aumentan los riegos de implantación por el rebrote de la vegetación preexistente.

En segundo lugar se usa con muy baja frecuencia la sembradora directa. Se ha realizado el seguimiento en lotes sembrado en Vicuña Mackenna, Justo Darac, Villa mercedes, Fraga, La Cumbre, Naschel, Tilisarao. Para ello se utilizaron herbicidas totales en lotes con historia de agricultura y alta diversidad de la composición florística de malezas.

Tratamientos con glifosato en dosis de 3 y 5 l/ha a mediados de diciembre y posterior siembra directa de Digitaria. Estos lotes han requerido una nueva aplicación de herbicida en febrero para controlar malezas de hoja ancha. En algunos casos se utilizó 15 a 30 kg/ha de fosfato diamónico en el momento de siembra. Los resultados no fueron siempre los esperados, en algunos casos muy exitosos con buena productividad en el primer año y en otros casos tardó
dos años para lograrse un cultivo productivo. El factor que juega muy en contra es el nivel de competencia por malezas ya que son cultivos con historia previa de agricultura.

En tercer lugar el pie de pato con aletas de barrido lateral. Se han realizado las primeras experiencias, la distancia de siembra entre líneas es de 90 cm y posee la particularidad por la acción de las aletas barredoras de mover el suelo superficial hacia los laterales dejando una sección de 0,50 m de ancho
por 0,05 a 0,10 m de profundidad. La semilla se deposita en la base de esa sección quedando en superficie y compactada. Las ventaja de este sistema es su rusticidad para todo tipo de terreno y que el suelo queda protegido por 0,10 m de vegetación cada 0,90 m evitando de esta forma la erosión eólica, se ha utilizado en casos muy puntuales.

Por ultimo se han hecho siembras con rolo en lugares con monte, bajo este sistema no se han logrado buenos cultivos por el exceso de competencia del material vegetal que deja en superficie. Esta especie requiere una etapa inicial de implantación libre de todo tipo de competencia.

 

¿En qué lotes sembrar?

a. Sin agricultura previa: en la región ubicada alrededor de la isohieta de los 500 mm de precipitación anual sobre lotes con pajonales, la siembra de Digitaria en estas condiciones ha sido muy exitosa, en la actualidad existen unas 60.000 ha logradas en estas condiciones y con rastrón. En estos sectores se ha duplicado la productividad respecto a la condición inicial.

b. Con agricultura previa: poseen suelos franco-arenos a arenoso-francos, livianos, susceptibles a erosión eólica, con uno o más años de agricultura. Dependiendo de la historia particular de cada lote las malezas problemas dominantes son: entre las anuales, alcanforillo, roseta, pata de gallina y entre las perennes, gramón y sorgo de alepo. En estas condiciones el nivel de riesgo en la implantación es de medio a alto y debería preverse el año anterior la inclusión de cultivos anuales con herbicidas. En lotes con problemas serios de malezas y sembrados con Digitaria generalmente la implantación es de regular a mala con 0,2 a 0,5 planta/m2 . Sin embargo, estos lotes se mejoran con el tiempo, siempre y cuando se practique solamente pastoreo invernal de mayo a agosto y aplicación de herbicidas del tipo 2,4-D + piclorán, en verano para controlar malezas de hoja ancha. Eso lotes han mejorado considerablemente en dos o tres años. Con este manejo se mejora el desarrollo de las plantas de Digitaria, favoreciendo la resiembra y posterior emergencia aumentando considerablemente el número de plantas/m2, transformándose con los años el cultivo de Digitaria como dominante. En algunos casos han requerido la fertilización nitrogenada para vigorizar el cultivo. Por otra parte, en aquellos lotes excesivamente enmalezados, con problemas de erosión y alto riesgo en la implantación, se sugiere la siembra con pasto llorón o en el caso de usar Digitaria duplicar la densidad de siembra para aumentar la probabilidad de implantación y planificar el control posterior de malezas de hoja ancha con herbicidas. En estos casos es necesario tener la precaución de que la Digitaria tenga raíz secundaria formada y un macollo (6 hojas/plántula). Por último, queda a considerar que para los lotes problema por cantidad y tipo de malezas, se deberán encontrar el equilibrio entre los costos de implantación, aumentando la densidad de siembra, la aplicación de herbicidas anterior y posteriores a la siembra, y el tiempo requerido para que el lote entre en producción.

 

Siembra e implantación de Digitaria eriantha en suelo arenoso con agricultura previa en San Luís

En el sur de la provincia de San Luis, en suelo arenoso de campo natural degradado y sin agricultura previa, en los últimos años se han logrado implantar sin mayores inconvenientes aproximadamente 50.000 ha de Digitaria. Se utilizo 3 kg/ha de semilla pelleteada con 400 plántulas/g de material seminal, sembrada con rastrón y distribuida en forma superficial a 40 cm entre líneas, compactada, lográndose 4 a 8 plantas/m2, con producciones de biomasa aérea total de 3000 a 4000 kg/ha, en el primer año. En lotes con agricultura previa, en cambio, la implantación fue afectada por el enmalezamiento. El objetivo fue evaluar para este segundo caso, la implantación, el crecimiento y el desarrollo de Digitaria en relación a distintas especies de malezas dominantes. Se trabajó en el establecimiento “Antiguas Estancias Don Roberto” a 50 km al sur de V. Mercedes; en un lote de 120 ha con historia de enmalezamiento intenso, en el que el año anterior se realizó cultivo de soja RR, aplicándose glifosato en dos oportunidades. Previo a la siembra de Digitaria se realizó, en octubre, control de malezas con glifosato. La siembra se efectuó el 27/11/99 a razón de 6 kg/ha, densidad recomendada para lotes con problemas; se empleó una sembradora de directa, con distribución superficial de la semilla y buena compactación, distanciadas las líneas a 38 cm. En enero se eligieron sectores de aproximadamente 1 ha para cada maleza dominante, conformándose 9 tratamientos: 1-Roseta (cenchrus pauciflorus); 2- Sorgo de alepo ( Sorghum halepense); 3- Cardo ruso (Salsola kali); 4- Pata de gallina (Digitaria sanguinalis); 5- Yuyo colorado (Amaranthus spp); 6- Gramilla (cynodon hirsutus); 7- Gramón (cynodon dactylon); 8- Quinoa (chenospodium spp); 9- Libre de malezas. El 10/03/2000 se realizó la evaluación dentro de las unidades experimentales utilizando como unidad de muestreo 0,5 m2 (1 x 0,50 m), con un N = 30 por tratamiento. Se extrajeron las plantas con la mayor cantidad posible de raíces, acondicionándose (lavado de raíces, separación de hoja, tallo, frutos) y secándose en estufa con aire forzado a 65oC durante 24 hs. Se realizó la evaluación de la biomasa total de las malezas dominantes. La magnitud de las diferencias entre tratamientos eximieron del análisis estadístico.

En lotes con historia de agricultura el nivel de enmalezamiento es tal que a pesar del cultivo de soja RR y las distintas aplicaciones de glifosato, no son suficientes para disminuir el nivel de maleza. La producción promedio de biomasa de las malezas fue de 2553 kg/ha, creando una competencia tal, que disminuyó de 10 plantas/m2 de Digitaria a un rango de 0,12 a 0,38 plantas/m2. Por otra parte la biomasa de Digitaria libre de malezas fue de 6653 kg/ha, mientras que con malezas no supero 25 kg/ha. En lotes degradados con alta infestación de malezas se deberá implementar un manejo conducente a reducir el banco de semilla de especies indeseables antes de sembrar Digitaria. Se concluye que, el proceso de consolidación del stand de plantas de Digitaria eriantha, está en relación directa al nivel de enmalezamiento.

El objetivo fue evaluar los efectos del riego, la fertilización nitrogenada y la densidad de plantas sobre la producción de materia seca y contenido proteico de hoja y tallo. El ensayo se realizó en el campo experimental de la EEA San Luis en un suelo arenoso franco (Ustortente típico), en un diseño de parcelas sub-sub divididas cuya parcela principal correspondió a riego versus secano, a la parcela secundaria se asignó la fertilización con 250 kg/ha de urea versus sin fertilización y por último la parcela terciaria correspondió a 3 niveles de densidad de plantas (líneas a 0,30; 0,60; 0,90 m). La unidad experimental fue de 5 líneas de 3 m de largo. La evaluación correspondió al tercer ciclo del cultivo y en agosto se realizó el corte de limpieza. En dicho cultivo se han evaluado el peso seco y contenido de PB de las fracciones hoja y tallo a fines de enero (momento en que comienza la diseminación de antecios).

En diciembre se realizaron 4 riegos por goteo de 25 mm y en enero 2 de 25mm (ver cuadro nro. 3). Se fertilizó a fines de octubre. Se utilizaron 5 plantas por unidad experimental, en la línea central, cortadas a 4 cm del nivel del suelo. Las mismas fueron acondicionadas en bolsas de papel y secadas en estufa a 60-70°C durante 24 hs. El análisis estadístico se realizó bajo el supuesto de triple interacción con el procedimiento GLM de SAS. La proteína bruta se determina por microkjeldhall (N x 6.25).

La sumatoria de precipitación fue levemente superior y la distribución fue diferente, fue necesario suplementar con riego en diciembre y enero. El mayor tamaño individual de planta se obtuvo a baja densidad. El diámetro de corona está altamente correlacionado a la densidad, siendo de 37 cm con baja densidad y de 21 cm con alta densidad, para los tratamientos con riego y fertilización. La mayor producción de materia seca y PB, se obtuvo en alta densidad, con riego y fertilización. Los tratamiento sin riego y sin fertilización son extrapolables al área medanosa de la provincia, con cultivos de tres ciclos de crecimiento, en donde el material diferido no supera el 4% para la hoja y el 2% para el tallo de PB. Se concluye que con riegos complementarios y fertilización en altas densidades se aumentó en un 260% la producción de MS de hojas y se incrementó 170% el contenido de PB, respecto a la misma densidad (11,1 pl/m2), sin riego y sin fertilización.

Fuente: produccion-animal.com.ar

La siembra de la pastura

En un ambiente de pastizal natural, como el de Los Venados, en el sur de San Luis, las primeras praderizaciones se hacían con la quema. Según detalló el asesor técnico del establecimiento, Carlos Bossi, para ello se realiza un contrafuego que consiste en demarcar el lote que será sembrado mediante una pasada con un arado de discos. De esa forma, se evita que el fuego se propague.

Actualmente, comenta el técnico, para las quemas hay que pedir autorizaciones. No obstante, manifiesta que los contrafuegos están difundidos, ya que durante el invierno la falta de lluvias hace que el ambiente sea muy propenso a los incendios. Luego de la quema ingresa un rastrón, que da vuelta el pajonal quemado y, en la misma labor, siembra la semilla. En el caso de la última fracción de Los Venados que fue adquirida, que se encuentra más al oeste que los otros dos, hay un sector del campo con monte bajo arbustivo. En ese caso, la siembra se hace con rolo de monte y en la misma labor, se siembra la semilla. También se puede implantar en siembra directa.

Guía sobre implantación, producción y manejo de gramíneas forrajeras tropicales o megatérmicas

Por Ramiro BANDERA

intappal

Guía sobre implantación, producción y manejo de gramíneas forrajeras tropicales o megatérmicas en suelos afectados por sales de la región de la pampa arenosa.

Esta guía incluye características edafoclimáticas de la región, descripción general de algunas especies de gramíneas megatérmicas y pautas generales de manejo y producción en suelos sódicos-alcalinos de baja salinidad. De esta manera, se pretende brindar ayuda a la hora de tomar decisiones que hacen a la mejora de la base forrajera de suelos afectados por sales, ambientes destinados a planteos de ganadería de cría y/o ciclo completo.

 

[button link=”http://inta.gob.ar/documentos/guia-sobre-implantacion-produccion-y-manejo-de-gramineas-forrajeras-tropicales-o-megatermicas-en-suelos-afectados-por-sales-de-la-region-de-la-pampa-arenosa/image” newwindow=”yes”] Ver la Guía [/button]

[button link=”http://inta.gob.ar/documentos/guia-sobre-implantacion-produccion-y-manejo-de-gramineas-forrajeras-tropicales-o-megatermicas-en-suelos-afectados-por-sales-de-la-region-de-la-pampa-arenosa/at_multi_download/file/INTA_MT2012_Bandera_Guia_implantacion.pdf” newwindow=”yes”] Descargar la guia[/button]

Pastura Megatermica

[useful_banner_manager banners=1 count=1]

COMO ES, COMO SE UTILIZA, EN QUE ZONAS?

Uso de Grama Rhodes.

Escribe Monti, Delgado y Jozami.

Fuente Engormix

El término de Pasturas Megatérmicas proviene de pasturas que requieren para su crecimiento altas temperaturas, básicamente fueron desarrolladas y adaptadas para las regiones tropicales y subtropicales, en zonas templadas ofrecen su producción durante el período estival.

1. Introducción

Hasta la década de los ´80 en la Pampa Húmeda primaban los sistemas de producción agrícolas-ganaderos, con la aparición de nuevas tecnologías y formas de producción agrícola sumado a la potencialidad agrícola y un menor precio relativos de la carne bovina se generó un proceso de agriculturización que en términos generales derivó en una descapitalización por pérdida de stock ganadero y mejoras como alambrados, aguadas, instalaciones y viviendas rurales.

Durante la década de los ´90, el INTA Vdo Tuerto propone un modelo de producción para campos agrícolas que denominó CBI con el propósito de intensificar la producción de los rodeos de Cría y sostener la actividad ganadera en el sur Santafesino, a pesar de los excelentes resultados físicos y económicos la tendencia iniciada en la década anterior se fue acentuando.

El Ministerio de la Producción de la Provincia de Santa Fe propone un Programa denominado Carnes Santafesinas con el fin de transferir tecnologías a grupos de productores.

Una de las estrategias para optimizar la productividad es incrementar la oferta forrajera, dentro de los participantes del PCS se detectó que un 42% realizaba la actividad ganadera sobre ambientes netamente agrícola y se ajustaba a la propuesta CBI, el 58 % restante realizaban la ganadería parcial o totalmente en ambientes no agrícolas que son ocupados por pastizales naturales (1).

Los pastizales naturales de la región por lo general se encuentran degradados y/o son de escasa productividad, con limitaciones por presencia de sales y/o alcalinidad y en algunos casos con anegamientos temporarios.

En la medida que se profundizó el proceso de agriculturización, el recurso forrajero que llamamos Campo Natural (CN) cobró más importancia dado que fue el lugar donde se concentró la hacienda durante la temporada de verano, por ende, la posibilidad de incrementar la productividad durante este período significa potencialmente aumentar la carga.

Inicialmente se probó el mejoramiento de los mismos con Agropiro, esta forrajera que se adapta a áreas no agrícolas tiene sus picos de producción en otoño y primavera, durante el verano está en la etapa reproductiva por lo tanto se disminuye la tasa de crecimiento pero sobre todo decae la calidad, en cambio la utilización de especies Megatérmicas da la posibilidad de aprovechar la mayor tasa de crecimiento y calidad durante el verano.

En función de esa estrategia en Noviembre del 2008, en el establecimiento de Cristian Soljan – Grupo PCS Chovet que cuenta con el asesoramiento del Med Vet Guillermo Delgado se implantó Grama Rhodes cv Pionner en un lote no agrícola, dado su excelente comportamiento se probaron otras variedades y especies, en el 2009 se probó con los cv Tolga, Callide y Panicum coloratum var Klein verde, en el 2010-11 se sembró los cv Katambora y Toro. La propuesta fue rápidamente aceptada y se pudo hacer seguimientos en la región a diferentes lotes de productores, también llevó a realizar el I° Congreso de Pasturas Megatérmicas para zonas templadas” (2)

Desde esa perspectiva la inclusión de Grama Rhodes en la cadena forrajera permite mantener una alta carga durante el verano sobre las áreas no agrícolas y durante las estaciones frías se pueden utilizar los recursos forrajeros usuales para las áreas templadas como rastrojos, verdeos o pasturas templadas con un crecimiento otoño-inverno-primaveral (OIP) (3).

Por lo tanto desde el punto de visto estratégico estas pasturas aportan soluciones a la estructuración de la cadena forrajera manteniendo una alta oferta con calidad aceptable para vacas de cría en áreas no agrícolas.

2. Utilización de Pasturas Megatérmicas en zonas templadas

El término de Pasturas Megatérmicas proviene de pasturas que requieren para su crecimiento altas temperaturas, básicamente fueron desarrolladas y adaptadas para las regiones tropicales y subtropicales, en zonas templadas ofrecen su producción durante el período estival.

El Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo Agropecuario del Gobierno de Australia (4) determina que el área para el cual desarrolla sus variedades de Grama Rhodes (GR) va desde la latitud 30° S hasta los 30° N. Es importante aclarar que las variedades de GR utilizadas en la región son en su mayoría de origen australiano.

En Argentina hasta el año 2003 se respetaba en los catálogos de venta de semillas la latitud de 30° S como límite para la siembra de Chloris gayana (Grama rhodes) y que fuera citado por Bavera en el año 2006 (5).

En ese trabajo se recomienda algunas pasturas tropicales como Digitaria eriantha, Panicum coloratum, Antephora pubescens y Eragrostis cúrvula para ser implantada en la pampa subhúmeda/semiárida que se caracteriza por el clima templado, suelos arenosos y sueltos, y una precipitación inferior a los 800 mm.

En la pampa húmeda se utilizan desde hace mucho tiempo especies gramíneas anuales megatérmicas como el Maíz (Zea maíz) y el Sorgo (Sorghum spp), Moha (Setaria itálica), Mijo (Panicum milleaceum), y también se conocen especies anuales consideradas malezas como Pasto miel (Paspalum dilatatum), Capin arroz (Echinochloa crus-galli), Colas de zorro (Setarias viridis), o perennes como el Gramón (Cynodon dactylon) y Sorgo de Alepo (Sorghum alepense) (6).

Muchas de ellas tienen un alto valor forrajero y las especies anuales se utilizan en pastoreo directo (Sorgo forrajero y Mijo), ensilado (Maíz y Sorgo) o henificado (Mijo y Moha).

En el caso de las especies consideradas malezas para los cultivos agrícolas se consumen en el rastrojo cuando el control de las mismas fue ineficiente o bien existe una fuerte presión de malezas que se manifiestan cuando se levanta el cultivo de cosecha.

Si bien la utilización de GR en la región templada reconoce varios antecedentes, su inclusión en los sistemas pastoriles del sur santafesino se comenzó a difundir masivamente a partir de las nuevas experiencias realizadas desde el PCS (2-3).

3. Diferencias morfológicas, fisiológicas y químicas entre las especies forrajeras meso y megatérmicas

a. Fotosí-ntesis

El proceso de fotosíntesis permite a las plantas elaborar azúcares a partir de la captura de CO2 del aire, agua, nutrientes, energía solar y la presencia de clorofila. Este proceso depende de factores internos y externos a la planta. Dentro de los factores externos se puede mencionar a la disponibilidad de energía solar, agua, concentración de CO2 y O2, nutrientes, humedad ambiente y temperatura. Los factores internos que influyen a la fotosíntesis son la disponibilidad de clorofila, grado de senescencia de las hojas y la actividad de la enzimaRuBisCO.

La enzima RuBisCO (ribulosa-1,5-difosfato carboxilasa-oxigenasa) es la encargada de fijar el CO2 cataliza una reacción clave en la fotosíntesis: la asimilación y fijación del CO2 en la vía de síntesis de carbohidratos. Si la concentración de CO2 es baja, funciona como oxidasa, y en lugar de ayudar a la fijación deCO2 se produce la oxidación de glúcidos hasta CO2 y H2O, y al proceso se le conoce como fotorrespiración (que no debe confundirse con la respiración celular).

Esta enzima es considerada un catalizador muy ineficiente por dos motivos, por un lado tiene baja tasa de recambio de sustrato (la cantidad de sustrato que une por unidad de tiempo). Su actividad catalítica es lenta: la rubisco cataliza la condensación de tres moléculas de CO2 por segundo, mientras que la mayoría de las enzimas unen alrededor de mil moléculas de sustrato por segundo; y por otro lado cataliza dos reacciones competitivas: la carboxilacion (fijación de carbono) y la oxigenación de la RuBP (ribulosa-1,5- bifosfato). De ahí su nombre: carboxilasa/oxigenasa. La Ribulosa (RuBP) es la molécula a la cual se le incorpora el CO2 proveniente del aire.

El proceso de Fotosíntesis tiene dos fases:

  1. Fase fotoquímica o reacción de Hill donde la energía solar es transformada en energía química en presencia de clorofila, los productos obtenidos son ATP y NADPH2, como subproducto se obtiene O2proveniente del agua.
  2. Ciclo de Calvin que consiste en reducir el CO2 y transformarlo en azucares, la enzima rubisco se ubica al inicio de este ciclo. Este ciclo es común en todo proceso de fotosí-ntesis.

En las plantas superiores se reconocen tres tipos diferentes de vías de captación del CO2:

1- Ciclo de Calvin ó C3 corresponden al 85% de las plantas superiores, algunas especies representativas son la avena, trigo, arroz, tomate, papa, etc

2- Via Hacht-Slack o C4 corresponden a especies y tropicales, entre las de mayor importancia comercial están el maíz, sorgo, caña de azúcar, etc.

3- Metabolismo de ácidos de las crasuláceas ó CAM como el cactus, píña, orquí-deas, aloe vera, etc. Son especies generalmente adaptadas a condiciones de stress hídrico.

A diferencia de las C3, las plantas de C4 y CAM poseen una enzima adicional, la PEP carboxilasa, que es capaz de fijar CO2 sin ser inhibida por la presencia de O2 (como ocurre con la rubisco) permitiéndole formar un compuesto intermedio de 4 carbonos (llamado oxalacetato) que es transportado a las células del haz de la vaina donde libera el CO2 y fijado definitivamente por la rubisco dando comienzo al ciclo de Calvin (7).

b. Caracterización de especies C3 y C4

Las diferencias fisiológicas y morfológicas entre las especies de gramíneas denominadas C4 y C3 se traducen en diferencias de estación de crecimiento, producción y calidad de biomasa, eficiencia de uso del agua y nitrógeno, etc.

Las plantas C4 se caracterizan por tener altas tasas de crecimiento en condiciones de alta temperatura y luminosidad, perfectamente adaptadas a condiciones de clima tropicales, en climas subtropicales y templados tienen un comportamiento con un crecimiento marcadamente estival.

c. Aspectos morfológicos

Las plantas C4 tienen una separación espacial entre la fijación primaria de la PEP carboxilasa y la definitiva de la rubisco, produciendo que en las hojas una disposición de los tejidos diferente.

Los haces vasculares en las plantas C4 están rodeadas por una capa radial de células del mesófilo, en cambio en las de C3 estas las células del mesófilo se ubican en dos capas, la más superficial forma de empalizada y la más interna esponjosa.

La disposición de las células en el mesófilo, denominada estructura de Kranz, facilitaría el intercambio de gases y traslado de los fotosintetatos. Pero por otro lado tienen una pared celular engrosada y suberizada que forman un paquete muy cerrado con un mayor contenido de esclerénquima y tejido vascular que impiden una fácil ruptura mecánica y degradación por las bacterias ruminales disminuyendo su digestibilidad (9).

d. Calidad forrajera

La calidad forrajera de una pastura está condicionada por la Digestibilidad y la concentración de proteína, la digestibilidad estará limitada por la presencia de sustancias difíciles de digerir como son los compuestos lignocelulósicos o favorecida cuando hay una alta proporción de sustancias fáciles de digerir como son los carbohidratos solubles presentes en los jugos celulares.

Estas proporciones están vinculadas con la dinámica de desarrollo de la Pared Celular que está muy condicionada por los factores ambientales como la temperatura, luz , humedad, nitrógeno y la defoliación pero en el caso de las pasturas C4 se ve magnificada por la combinación de los factores morfo-fisiológicos.

4. Ambientes y cultivares

Los ambientes de una región se definen por su relieve, tipo de suelos y sus limitantes, comportamiento frente a fenómenos climáticos extremos.

El tamaño de esas unidades ambientales puede permitir un manejo agronómico diferente, y a veces su escala obliga a manejar lotes que no son homogéneos.

Los parámetros que definen la aptitud de un ambiente en línea generales son el relieve, profundidad de napas, presencia de sales, porcentaje de sodio intercambiable (%PSI), pH, materia orgánica, presencia de horizontes compactados o thaptos, cobertura, tipo de vegetación natural y susceptibilidad al anegamiento.

La primera clasificación de ambientes que se realiza es por su aptitud agrícola o no agrícola y luego por su limitante principal en bajos alcalinos, salinos, salinos-alcalinos, dulces, etc. Grama rhodes por lo general se adapta muy bien a estos tipos de ambientes aunque existen diferencias entre ellas.

Las variedades que manifiestan sensibilidad al fotoperíodo tienen mejor calidad forrajera debido a que se mantiene durante un mayor período en estado vegetativo manteniendo una alta relación hoja tallo.

Las variedades diploides manifiestan una mayor tolerancia a salinidad y alcalinidad que las tetraploides, aunque en estas últimas se están logrando variedades tolerantes. Igual comportamiento ocurre con la resistencia a heladas (10).

El óptimo fotosintético se obtiene con temperaturas de 35°C, y temperaturas medias inferiores a 15° comienzan a producir que los asimilatos formados se acumulan gradualmente en los cloroplastos y afecten la tasa de asimilación y traslocación de metabolitos, pudiendo provocar daños físicos en el aparato fotosintético que limitará el crecimiento de los pastizales.

5. Implantación de Grama Rhodes en zonas templadas.

a. Preparación del terreno

Si bien la GR no requiere de una cama de siembra muy refinada, necesita estar en contacto estrecho con la tierra y recibir algo de luz para activar la germinación, por cuestiones de manejo de la siembra también es deseable una superficie de terreno parejo, además no es muy buena competidora con malezas gramíneas ya que ante su presencia tiende a disminuir la producción de macollos y estolones dificultándole cubrir el terreno.

Cuando las condiciones de terreno lo permiten puede sembrarse en forma Directa por lo que la preparación del terreno consiste en un barbecho químico con el objetivo de lograr un adecuado control de la vegetación natural.

Cuando eso no sucede se requiere evaluar tipo y cantidad de vegetación natural. Existen situaciones donde la vegetación es tan abundante que no puede utilizarse en forma efectiva un disco por lo tanto se puede recurrir al quemado de la vegetación natural o pasar un rolo faca.

En los ambientes de bajos por lo general hay una gran dificultad para lograr buenas coberturas y acumulación de materia orgánica, por ello, eliminarla por medio de la quema son es una práctica deseable, aunque a veces puede llegar a ser necesario. En ese caso el rolo faca hace un muy buen trabajo cuando se dispone del tiempo necesario para voltear y cortar la vegetación presente permitiendo mantener cierta cobertura y rompiendo las compactaciones superficiales en el caso que las hubiera.

Cuando no existe una cobertura muy abundante se puede trabajar con rastra de disco y rolo.

Todas las labores mecánicas son convenientes realizarlas en invierno cuando la mayor cantidad de la vegetación se encuentra seca, y a la espera de realizar los controles con herbicidas al inicio de primavera. Dado que las vegetación natural más común en estos ambientes son pelo de chacho (Distichlys spicata) y gramón (Cynodon dactilon) se requerirá realizar dos aplicaciones antes de la siembra, en el caso del gramón es conveniente que la primer aplicación sea en el otoño.

b. Siembra

La semilla de la GR es muy pequeña y liviana, en estado natural 1 kg de semila posee aproximadamente 4.000.000 de semillas (11), su poder germinativo es por lo general bajo, alrededor de 20-25%. Para una mejor distribución es conveniente que la semilla sea peleteada, en ese caso, una semilla de buena calidad debe tener como mínimo 500.000 gérmenes por kg de semilla.

La densidad de siembra oscila entre 4-5 kg/ha para las variedades tetraploides y 8 kg/ha para las variedades diploides.

La siembra debe ser superficial y bien distribuida, para ello se puede hacer al voleo sembrándolo con avión, fertilizadora, sembradora de tambores o sembradoras convencionales con las mangueras por fuera del cuerpo de implantación. En todos los casos es conveniente pasar un rolo para asegurar el íntimo contacto entre la semilla y el suelo. En el caso que se realice en siembra directa se debe buscar que la semilla quede descubierta.

La germinación se inicia con una temperatura del suelo de 13-14.8°C, aunque la temperatura óptima es de 31°C y la temperatura máxima es de 46.5 a 48.4°C. Las unidades de calor que necesita acumular para iniciar la germinación es de 36 a 40° (12)

La fecha óptima de siembra es a partir de que la temperatura del suelo supere los 15°C que comienza a darse a partir de fines de octubre a noviembre. Si bien se han obtenido buenos resultados con siembras de Diciembre.

A medida que retrasamos la fecha de siembra se disminuye la potencialidad de rendimiento y la posibilidad de aprovecharlo en el primer año.

c. Fases de crecimiento desde siembra

Las fases de crecimiento de la GR desde siembra son:

Nacimiento

– Fase de crecimiento lento (implantación)

Es una etapa de crecimiento lento que dura un corto tiempo hasta alcanzar la 4° hoja desplegada.

– Inicio de macollaje y elongación de estolones

Es el comienzo del activo crecimiento y en donde rápidamente comienza a cubrir la superficie del terreno.

Las pasturas tropicales tienen una dependencia directa en el ritmo de aparición de hojas con la temperatura (13).

Se encontró que el Filocrono para el cv Callide para las condiciones del ensayo fue aproximadamente de 120 °C (14).

– Elongación de los pseudotallos

Es la etapa en que presenta la mayor calidad forrajera

– Encañazón y Floración

La calidad forrajera se ve disminuida por una baja relación hoja/tallo, aunque la MS acumulada se maximiza.

– Maduración

La calidad forrajera es muy baja, se completa la caída de semillas que favorece la instalación de un banco de semillas que asegurará la resiembra natural.

6. Resultados de Producción

Desde el 2008-09 al 2010-11 se hacen mediciones de producción en el área rural del Distrito Chovet-Santa Fe – Argentina, en el establecimiento de propiedad del señor Cristian Soljan, ubicado en latitud 33º34´59″S y longitud 61º33´16″O.

El paisaje corresponde a un área plano-cóncavo con pequeñas vías de escurrimiento, charcas y lagunas temporarias. El suelo es un complejo indiferenciado de Co174 y Co175 (INTA, 1984). Presenta alcalinidad en todo el horizonte con dificultades de drenaje por un escurrimiento y permeabilidad muy lenta, estos aspectos están favorecidos por la traza de un canal dirección norte-sur, sobre el costado oeste del lote que evita la acumulación de agua en superficie.

La medición de la producción se realiza en un cv Pionner realizando cortes en jaulas de exclusión que fueron colocadas en diferentes áreas representativas.

La producción promedio anual en las últimas 3 evaluaciones fue de 7827 kg MS con un coeficiente de variación inter-anual del 4%, sin embargo el coeficiente de variación entre jaulas fue del 12% lo que sugiere dentro de las condiciones del ensayo la existencia de una mayor influencia en las condiciones físicoquímicas del suelo que de las variaciones climáticas interanuales.

Dado que los cortes se realizaron entre 22 a 87 días (promedio anual 45 días) según la época del año debido a la fuerte estacionalidad de crecimiento se modelizaron los datos a fin de obtener la curva de distribución porcentual mensual promedio, esta información es de suma utilidad para realizar presupuestos forrajeros.

7. Interacción producción-clima

Cuando se analiza la curva de producción entre cortes, puede observarse una distribución diferente para cada año y atribuirse a la influencia climática.

La temperatura media estacional promedio es relativamente estable y benigna, su desvío estándar fue de 0.7°C y nunca logró superar 1°C, en cambio las precipitaciones tienen una alta variabilidad entre los años productivos, el coeficiente de variabilidad es de 41% que significan 399.2 mm. El año 2010-11 fue un año Niña y el de menor precipitación en la serie a diferencia del año 2011-12 que llovió 1408 mm.

Comparando la curva mensual de crecimiento y algunas variables climática se observa que la mayor correlación entre temperatura y producción (0.83) que entre producción y lluvia (0.64).

De las tres temperatura analizadas es la temperatura mínima media mensual la que mas condicionante de la producción (0.86) que la media (0.84) o la máxima (0.80), estos valores tienen diferencias interanuales.

La campaña 2010-11 a pesar de la baja precipitación existió una correlación muy baja (0.61) con producción a diferencia de las existentes a temperaturas (0.93-0.94-0.95), lo que permite inferir que los 616 mm de la campaña fueron suficientes para expresar su potencial.

A pesar de que el cv Pionner se muestra sensible a las bajas temperaturas en su período de crecimiento también se muestra tolerante a las bajas temperaturas y heladas en épocas de reposo.

8. Interacción calidad-suma térmica

Los análisis de calidad de los últimos dos años muestran que el promedio de digestibilidad es de 62,5% y el contenido medio de proteína es de 8,1 %.

Tomando la digestibilidad como valor de referencia de la calidad puede observarse una diferencia en el comportamiento interanual que está vinculado a la suma térmica durante el intervalo de corte.

La suma térmica determina el ritmo de crecimiento de las hojas y su tiempo de vida, GR es una especie que en la medida que avanza su vida media foliar acumula en ellas FDN y FDN indigestible para generar su estructura de sostén (15).

La correlación existente entre Suma térmica y Digestibilidad es muy alta y negativa, en la campaña 2009-10 fue de -0.91 y para el año 2010-11 fue de -0.92.

9. Intervalo de aprovechamiento

Para lograr una adecuada relación entre calidad y oferta forrajera existe un acuerdo que los aprovechamientos se deben realizar cuando la suma térmica (Temperatura media – Temperatura base) sea de 400°C.

Esa suma térmica entre los meses de Diciembre a Febrero se obtiene con un tiempo de descanso entre pastoreo de 30-35 días, en el último pastoreo de otoño es muy importante dejar un remanente para sostener una cobertura que proteja los puntos de crecimiento de las heladas invernales.

La manifestación morfológica que la planta logró acumular la temperatura requerida es la existencia de 3 hojas desplegadas por macollo.

10. Consideraciones finales

Grama Rhodes es una excelente opción para el mejorar la oferta forrajera de bajos. Al concentrar su producción durante la época estival se requiere complementar la cadena forrajera con especies templadas y reservas.

La velocidad de crecimiento y su rápida pérdida de calidad luego de su punto óptimo requiere de un manejo ajustado con el fin de evitarlas.

La calidad forrajera es en general inferior al de las especies templadas pero con un manejo adecuado se logra niveles compatibles con los requerimientos más exigentes de los rodeos de cría.

Bibliografía

1- Monti, Mario. 2007. Subsistemas Ganaderos del Sur de la Provincia de Santa Fe – Programa Carnes Santafesinas-Ministerio de la Producción Santa Fe

2- Monti, M et al. 2009. Introducción de especies forrajeras megatérmicas en los sistemas de producción ganaderos del sur de la provincia de Santa Fe – Argentina. “XI Jornadas de Divulgación Técnico Científicas 2010″ de la Universidad Nacional de Rosario – Facultad De Ciencias Veterinarias – Secretaría De Ciencia Y Tecnología

3- Congreso de Pasturas Megatérmicas en Zonas Templadas. Melincue 28-29 de Agosto de 2008. Ministerio de la Producción delegación Rufino, INTA Venado Tuerto, Facultad de Ciencias Veterinarias-UNR, APROCARSA. Programa Carnes Santafesinas – Cría bovina Intensiva.

4- Tropical forages. Australian Centre for International Agricultural Research. Australian Government. http://www.tropicalforages.info/index.htm

5- Bavera, G.. 2006. Recopilación. írea aproximada de adaptación de las pasturas subtropicales. Cursos Producción Bovina de Carne FAV UNRC. 2pag

6- Red DANAC – Indice agropecuario. http://www.danac.org.ve/indice//malezas.php?letra=Y&listado=t&ps=22

7- Labarthe, F.H. y Pelta, H.R.. Introducción básica a la fotosíntesis y características de especies forrajeras megatérmicas. INTA Tornquist. EEA Bordenave

8- Pérez, H.E. 2005. Características de las especies forrajeras adaptadas a las condiciones del NO del país. FORRAJES 2005 . CORDOBA

9- Melo, O. 2009. Manejo de pasturas subtropicales. Congreso de Pasturas Subtropicales en zonas templadas. Melincue. Santa Fe.

10- del Pozo Rodríguez, Pedro Pablo. 2004. Bases ecofisiológicas para el manejo de los pastos tropicales – Parte I. Universidad Agraria de La Habana, Cuba

11- Suttie, J.M. 2003. Conservación de Heno y Paja para pequeños productores y en condiciones pastoriles. Colección FAO: Producción y protección vegetal Nº 29

12- Puga Noe et al. 2011. Temperaturas cardinales de desarrollo en la etapa siembra-emergencia de 11 pastos forrajeros. Revista Mexicana de Ciencia Pecuario. 2011;2(3):347-357.

13- Busque, J; Herrero, M. 2002. Atributos funcionales de las plantas forrajeras y sus implicancias en el Manejo de Pasturas. Institute of Ecology and Resource Management, University sof Edimburgh, West Mains Road, Edinburgh EH9 3JG. Inglaterra

14- Borrajo, C.I. y Mc Lean, G.D. 2010. Morfogénesis foliar en gramíneas tropicales. AAPA.

15- Agnusdei, M.G., Nenning, F.R., Di Marco, O.N. y Aello, M.S.2009. Variaciones de la calidad nutritiva durante el crecimiento vegetativo de gramíneas Megatérmicas de diferente porte y longitud folia (Chloris gayana y Digitaria decumbens). Revista Argentina de Producción Animal Vol 29(1):13- 25(2009)

 

[button link=”http://www.argentinalivestock.com.ar/pastura-megatermica” newwindow=”yes”] Fuente: Argentina Livestock[/button]