La siembra de la pastura

La siembra de la pastura

En un ambiente de pastizal natural, como el de Los Venados, en el sur de San Luis, las primeras praderizaciones se hacían con la quema. Según detalló el asesor técnico del establecimiento, Carlos Bossi, para ello se realiza un contrafuego que consiste en demarcar el lote que será sembrado mediante una pasada con un arado de discos. De esa forma, se evita que el fuego se propague.

Actualmente, comenta el técnico, para las quemas hay que pedir autorizaciones. No obstante, manifiesta que los contrafuegos están difundidos, ya que durante el invierno la falta de lluvias hace que el ambiente sea muy propenso a los incendios. Luego de la quema ingresa un rastrón, que da vuelta el pajonal quemado y, en la misma labor, siembra la semilla. En el caso de la última fracción de Los Venados que fue adquirida, que se encuentra más al oeste que los otros dos, hay un sector del campo con monte bajo arbustivo. En ese caso, la siembra se hace con rolo de monte y en la misma labor, se siembra la semilla. También se puede implantar en siembra directa.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *